El Proyecto

El Proyecto

Tecnología Blockchain para la sociedad

La mayoría de la gente asocia el término «blockchain», cuando lo identifica, con la criptomoneda Bitcoin. Sin embargo, blockchain es mucho más que Bitcoin. Es una tecnología disruptiva que tiene el potencial de generar un gran impacto a la sociedad y la economía, lo que le transfiere un gran valor para contribuir al bien común. Su relevancia se manifiesta de forma prioritaria tanto en la economía en general como en la administración pública.

Existe todo un ecosistema en España que está investigando su despliegue comercial, principalmente en la red Ethereum, bien sea en las soluciones de Hyperledger o en las que ofrece el Consorcio Alastria. El impacto del blockchain en las cadenas de suministros, en la energía, en la trazabilidad, en los futuros proyectos de economía circular y en la identidad digital, permitiendo la creación de una internet que devuelva el valor del dato a quien lo origina, transformará nuestra sociedad a niveles insospechados en la década de los 20 del siglo XXI. Alinear sus posibilidades y la promesa que representa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU es un deber a la par que una oportunidad que no podemos dejar pasar.

Según un estudio de PwC, se estima que en estos próximos 10 años la tecnología blockchain generará 30.000M€ solo en el mercado español, y que en 2025 el uso de dApps y otro tipo de aplicaciones será masivo en la sociedad española.

Las nuevas tecnologías siempre han afectado la vida de las personas. Esto se aplica en particular a la digitalización y la transformación cultural a la que obliga tanto en empresas como instituciones. El blockchain avecina un desarrollo muy prometedor. Pero, ¿cómo podemos promover que se produzca una transformación positiva en nuestras vidas, el medio ambiente, la sociedad y las políticas publicas?, ¿cuáles de los desafíos actuales puede ayudar a abordar?, ¿está disponible para quien pueda tener ideas pueda ponerlas en desarrollo?

La tecnología Blockchain promueve la aparición de nuevos mercados que compiten con los mercados existentes, pero también puede ayudar a los viejos mercados a lograr un nuevo crecimiento. Sin embargo, la actual realidad es que esta tecnología sigue siendo difícil de alcanzar para muchos responsables de la toma de decisiones en organización y, por extensión, a la gran mayoría de la sociedad. Además, existe una escasez de propuestas de investigación interdisciplinarias que ayuden a conectar las nuevas posibilidades tecnológicas con los desafíos y las necesidades prácticas de las empresas y la sociedad. El BlockLab del MediaLab de la Universidad de Granada pretende abordar esta cuestión para minimizar este tipo de brechas con una investigación independiente e interdisciplinar, abierta a la comunidad de BlockLabers que vayamos creando.

El Origen del Proyecto

El BlockLab es el resultado de un Proyecto Competitivo del Programa Europeo International Urban Cooperation (IUC Asia) en el que hemos venido participando, gracias al apoyo institucional del Ayuntamiento de Granada, que es quien ha sido el artífice de esta colaboración a largo plazo y la coordinación de la Consultora 3CS Estrategia Económica. Se ha contado además con el apoyo de OnGranada TechCity y el Cluster Smart City, así como con el apoyo de Smart City Labs de Roma & Lazio.

En este BlockLab uno de los retos es la creación de un hub de intercambio de ideas e investigación con 5 ciudades en una primera fase. Dos europeas: Roma y Granada, con el apoyo de sus ayuntamientos y las universidades de Granada y La Sapienza. Y tres chinas: Chengdu, Yantai y Nanjing, con las que se está en los primeros pasos de firmar acuerdos de cooperación, especialmente con la Universidad South East de Nanjing y con el Instituto de Blockchain de Yantai.

El Plan Director de la UGR 2021

El BlockLab además forma parte de la estructura académica de la propia universidad al haber sido incluido en el Plan Director aprobado para el 2021. Este respaldo a un proyecto propio del MediaLab garantiza su continuidad a largo plazo para poner en marcha los proyectos que se encuentran en fase de diseño y que serán impulsados paulatinamente gracias a la red de alianzas que estamos tejiendo.

El Proyecto